Google es solo una Herramienta, no dejes que se adueñe de tu Negocio

Deja ya de trabajar para Google

Con los cambios constantes que hace Google, muchos webmasters están sufriendo dolores de cabeza, corriendo para adaptarse a esta o aquella nueva actualización del algoritmo. Temiendo que un nuevo animalito se debore por completo el trabajo que ha estado construyendo por tanto tiempo.

Pero, por qué deberíamos estar preocupados por un tercero, cuando la esencia de nuestro negocio debería de ser lo único que nos preocupe. Seguir un algoritmo rígidamente hará que tomemos medidas y prácticas mecánicas para satisfacer una máquina y terminamos olvidando lo que realmente estamos haciendo y para quién lo estamos haciento. Pues, internet es para los usuarios, son estos nuestro principal obejtivo, son estos a quienes tenemos que mantener contentos y satisfechos. Si buscamos satisfacer una máquina que funciona bajo parámetros rígidos, y que todo el tiempo vive cambiando, entonces estamos olvidando los principios fundamentales de nuestro negocio.

Es a nuestros clientes, nuestros usuarios y visitantes a los que tenemos que satisfacer. Google se está esforzando por el mismo objetivo, por ello cada vez más trata de ser «más humano» y entender cómo un usuario interpreta la información, para así ofrecer resultados más relevantes a quienes hacen uso de su herramienta. No podemos olvidar justo eso, Google es una herramienta tanto para los que buscan información como para lo que la ofrecen. Tu sitio web o negocio online no debería depender solo de esta herramienta, tu negocio depende de interacción con otros usuarios, de crear relaciones, de construir vínculos, de acercar a posibles clientes a tu producto o servicio. Esto generalmente lo veníamos haciendo por otros medios antes de que existieran los motores de búsqueda. Así, los medios que usemos para hacer llegar nuestro mensaje son solo eso, medios y herramientas. Nuestro mensaje es y debería ser lo más importante. Un buen mensaje se distribuye más fácil por cualesquiera que sea el medio, sea boca a boca, sea por que el propietario de un sitio web decidió poner un enlace o una referencia a tu sitio, sea porque fulanito habló sobre aquello en su perfil social, sea porque Google lo consideró relevante e importante y te dio una buena posición… Pero es el mensaje lo que importa, es la esencia de quienes somos, de qué ofrece nuestro negocio.

Trabaja primero en lo que tienes para ofrecer, y ya verás como todo lo demás se da por añadidura. Si tienes buen contenido en tu sitio, otros van a hablar sobre ti, si tu producto es muy bueno, otros van a hablar sobre ti, si tu página es muy bonita, otros van a hablar sobre ti… por el canal que sea, redes sociales, email, blogs, artículos, reviews, un simple enlace. ¿Pero adivina qué? a Google también le va a gustar tu sitio y va a hablar sobre ti cuando alguien le pregunte. Concéntrate en la calidad de lo que ofreces, eso es lo importante no trates de construir una reputación forzada colocando enlaces en todas partes, saturando tu sitio web de palabras claves, contando cada palabra que escribes. Dale valor a tu sitio, aporta algo de valor y todo lo demás se dará naturalmente.

×
×

Carrito